Se ha descubierto una vulnerabilidad en Windows 10 que afecta a su sistema de cifrado, esta ya esta corregida y su parche fue liberado ayer a las 19:00.

 

La vulnerabilidad recibe el cve (CVE-2020-0601), esta afecta tanto a Windows 10 como Windows server 2016, el componente afectado por esta vulnerabilidad es el componente encargado de verificar si un software es legítimo o no y que este no sea modificado.

 

Con este error un exploit podría colarse en el sistema saltándose controles de autenticación de sistema y poder así robar datos sensibles del sistema afectado, también podría colarse un ransomware e instalarse en el sistema como si fuera una aplicación legítima.