Debido a la preocupación por el contagio de coronavirus-COVID-19 cada vez más empresas están implantando la modalidad de teletrabajo para evitar la propagación y nuevos casos.

Antes de implantar esta modalidad de trabajo es recomendable examinar la seguridad de los accesos remotos al sistema corporativo ya que una vez que los dispositivos salen del entorno de la oficina y por consiguiente de la infraestructura de red de la empresa, lo normal es que se conecten a otra redes y Wifi por lo que es necesario tomar una serie de precauciones ante los riesgos que conlleva el teletrabajo.

  • En primer lugar, lo más importante es la formación a nuestros empleados para que sepan cómo proceder en todo momento ante cualquier intento de ciberataque.
  • Dar un acceso VPN para que el personal pueda conectarse de forma segura desde cualquier lugar.
  • Instalar un software de seguridad en todos los dispositivos corporativos que vayan a utilizarse fuera de oficina: móviles, portátiles, tablets etc.
  • Instalar siempre las últimas versiones de los sistemas operativos y de las aplicaciones.
  • Controlar y restringir los permisos de acceso a las personas que utilizan la red corporativa.
  • Advertir a los empleados del riesgo de ciberataques cuando se responde a mensajes no solicitados.
Si estás pensado en implantar la modalidad de teletrabajo en tu organización y no sabes por dónde empezar, en NGI somos especialistas en auditorías de ciberseguridad, seguridad perimetral y sistemas de detección de intrusiones. ¡Solicita información!