Desde el Centro Nacional de Inteligencia se detectaron el año pasado 38.000 incidentes de ciberseguridad, lo que supone un 43% más que el año pasado; de todos estos ataques 102 fueron considerados críticos.

Debido a esta situación es importante concienciar a los trabajadores y seguir una serie de pautas para evitar en la medida de lo posible este tipo de amenazas que pueden atacar a nuestros datos y a nuestro trabajo.

5 pasos para evitar vulnerabilidades

-Fomentar la formación en ciberseguridad: es importante concienciar a los trabajadores de lo que supone ser víctima de un ataque de este tipo y cómo actuar en caso de que ocurra o de que se sospeche que pueda ocurrir.

-Transferencia de datos: Para evitar que la información sea interceptada cuando se transfieran datos o documentos es importante establecer protocolos de seguridad y cifrar datos.

-Contraseñas seguras: atrás quedan los clásicos “1234” o “qwer”. Los expertos en contraseñas recomiendan utilizar un mínimo de 11 caracteres que combinen mayúsculas, minúsculas, números y símbolos. Y, por supuesto, no utilizar la misma para todas las cuentas.

-Uso de la nube: para proteger la información lo más recomendable es el uso de la nube privada. Así el acceso no estará abierto y solo se permitirá a un número concreto de usuarios que podrá acceder a este entorno privado.

-Control del hardware: hoy en día trabajamos con diferentes dispositivos; móvil, tablet, ordenador… es muy importante controlar el acceso a los distintos equipos. Por eso, los administradores deben controlar el acceso a los sistemas, monitorizarlo y limitar el uso de recursos.

En NGI ofrecemos servicios de ciberseguridad que comprenden desde auditorías para identificar las vulnerabilidades a las que está expuesta la empresa hasta sistemas de detección de intrusiones. Si crees que tu empresa puede ser objeto de un ciberataque no dudes en contactar con nosotros.