Según los datos recogidos por el Instituto Nacional de Ciberseguridad (INCIBE) y el Ministerio de Defensa, en España se registraron el pasado año 180.000 ciberataques contra ciudadanos, empresas y administración pública. Concretamente, más de 90.000 ataques fueron dirigidos exclusivamente a ciudadanos y empresas de todos los tamaños.

Protegerse de los ciberataques es una cuestión esencial hoy en día en cualquier empresa, no solo hay que atender diversos factores fundamentales como finanzas, el marketing o los recursos humanos, también esta la ciberseguridad.

Ciberseguridad en las pymes

Aunque la empresa no sea una multinacional que factura millones y sea una pyme que cuenta con un presupuesto limitado, esta puede ser víctima de un ciberataque. Las pymes no suelen contar con personal con el conocimiento necesario para enfrentarse a estos problemas, por eso la importancia de contar con un buen partner de ciberseguridad.

Las consecuencias que se producen después de un ataque informático pueden llegar a ser fatales, pudiendo verse comprometida información muy valiosa, estos datos son responsabilidad de la empresa y debe de contar con un partner con la capacidad de proteger sus activos y poder anticiparse a posibles ciberataques.

Según un estudio realizado por Deloitte a más de 100 empresas- de las cuales el 94% afirma haber sido atacada durante este año-, los sectores donde más ciberataques se producen son:

  • Seguros
  • Telecomunicaciones y tecnología
  • Fabricación

Entre las amenazas más habituales, y que más preocupan a los responsables de seguridad, encontramos: el malware, el phishing y el ransomware.

El partner de ciberseguridad

Un buen partner debe de establecer una estrategia de ciberseguridad firme y necesita el apoyo de la dirección para poder implantar la política de seguridad que más se ajuste a las necesidades de la empresa, deben de conocer todos los activos que van a proteger y que amenazas afectaran directamente a estos activos, además conocer todo lo necesario para poder implantar con garantías la estrategia de ciberseguridad sin que se vean afectados los procesos internos de empresa y no interfiera en el funcionamiento diario.

Otra buena práctica necesaria es la de implantar una cultura de ciberseguridad en la empresa. Cuando una empresa decide implantar una estrategia de ciberseguridad para poder defenderse de los posibles ciberataques, hay que tener muy en cuenta que esta esta estrategia no elimina al 100% el riesgo de forma permanente.

El partner debe de supervisar continuamente los elementos que forman la estrategia de ciberseguridad, hay que monitorízalos, ver que funcionan correctamente y actualizarlos para que se adapten a las nuevos tipos de amenazas que van surgiendo.

El asesoramiento de un partner en ciberseguridad es clave para que la dirección de la empresa tome las mejores decisiones.
En NGI somos especialistas en ciberseguridad. Si buscas asesoramiento, formación o necesitas ayuda con la gestión de la  ciberseguridad en tu pyme, ¡contacta con nosotros sin compromiso!