Ayer, martes de parches en Microsoft, se lanzaron un gran número de correcciones para todas las versiones de sus sistemas operativos, pero lo más importante es que se informó de dos problemas de seguridad que se conocían antes de salir estos parches y los hackers los estaban explotando.

 

  • La primera vulnerabilidad reside en la biblioteca Adobe Font Manager,  esta biblioteca de Windows maneja incorrectamente una fuente especialmente diseñada. Esta fuente, ejecutará código en el ordenador si se usa.

 

  • La segunda vulnerabilidad encontrada reside en el kernel de Windows, que si se llega a explotar, el atacante seguiría una elevación de privilegios en el sistema. Esta vulnerabilidad afecta a toda las versiones actuales de Windows.
Desde NGI aconsejamos actualizar vuestros Windows.