La gran mayoría de la población cuenta hoy en día con un perfil en redes sociales. Según el estudio realizado por IAB:

“Un 85% de los internautas de 16-65 años utilizan Redes Sociales, lo que representa más de 25,5 millones de usuarios en nuestro país.”

Por lo general, las redes sociales se utilizan sin ningún tipo de mala intención a través de ellas hablamos con amigos o familiares y compartimos sentimientos, noticias o momentos especiales. Pero hay que ser cuidadoso con la información que se comparte y con la configuración de nuestros perfiles para evitar ciberataques como suplantación de identidad o robo de datos personales.

  • Lo más importante es fijarse en las cookies y en la letra pequeña de cada uno de los sitios web que visitamos. La mayoría de las páginas utilizan políticas abusivas, normalmente no es fácil encontrar donde se rechazan estas cookies y, en algunas ocasiones es imposible acceder a la web si no son aceptadas.

 

  • El exceso de información también puede jugarnos una mala pasada. No se deben compartir localizaciones, vacaciones o salidas en exceso ya que puedes atraer tanto a ciberdelincuentes como a ladrones convencionales compartiendo tus movimientos 24/7.

 

  • Revisa la configuración de privacidad. Este tipo de ajustes te ayudarán a filtrar quien ve tu información y que publicaciones pueden ser vistas por todos. Está configuración suele estar desactivada por defecto.

 

  • Escoge bien tus contactos de redes sociales. Si recibes solicitudes de amistad o de seguimiento de gente que no conoces en la vida “real” ¿por qué ibas a mostrarles todas las publicaciones de tu vida “digital”?

 

  • Si utilizas un ordenador compartido o te conectas a una red pública, asegúrate de cerrar bien la sesión. Esta es una de las formas más comunes de sufrir un ciberataque.

 

  • Muchas veces cuando nos descargamos juegos u otras aplicaciones móviles que no son redes sociales, y además están desarrolladas por terceros, nos solicitan que demos acceso a nuestros perfiles. Muchas veces aceptamos esta solicitud sin reparar en que estamos dando datos como email, fotografías, red de contactos etc.

 

  • Una buena recomendación es utilizar un gestor de datos personales que nos hagan tener una visión clara de cómo estamos tratando nuestros datos en la red y ser conscientes de que riesgos estamos corriendo.
En NGI somos expertos en ciberseguridad, si necesitas poreteger tus perfiles de empresa, tu página web o concienciar a tus empleados, ¡contacta con nosotros!